viernes, 15 de agosto de 2008

Falo


Dios de la mitología antigua que representaba esa cosa que nos cuelga a los hombres debajo de la tripa y que nadie quisiera ver colgando. (Para ser de ciencias y hablar de memoria no esta mal jeje)

Hay mas, priapo, no menos mitológico pero mas áspero. En español, el falo tiene muchos nombres, me gusta rabo por desvergonzado, pero no cola o colita por ñoño; cipote da sensación de poderío; verga es elegante y marítimo; picha y chorra tienen un punto despectivo, no si eres del sur; y pijo lo es en si mismo (salvo si eres de Murcia, pijo!); garrote es un poco agresivo; pinga suena un poco guarrete; junto a los huevos se le llama, las joyas de la familia, la santísima trinidad o las partes nobles.

Polla, el mas conocido en España, significa también gallina joven, doy fe del alboroto que causó entre mis compañeras de trabajo el cartel que vimos en un tienda de un pueblecito de Teruel “LA QUE QUIERA ALGUNA POLLA QUE VENGA POR LA MAÑANA”.

Hay quien piensa que es sin duda, la mejor parte del hombre (en lo que nos hemos quedao ¡snif!); si que es el órgano sexual mas llamativo de ambos sexos; estando erecto, da sensación de poderío y es el signo mas evidente de deseo, cuando escupe leche la mas clara muestra de haber gozado; y para todos (salvo las lesbianas) la reina de las dulces batallas de la cama.

La verga es una amiga fiel y generosa para ambos que les proporciona placeres exquisitos. Viene de muchos tamaños, formas y colores. El tronco o tallo tiene la piel suave y satinada, casi siempre con gruesas venas hinchadas y ondulaciones o crestas transversales que, no puedo resistirme a citar el comentario de una amiga, dan la sensación de tener en el puño un paquete de galletas María. (¡¡que aproveche!!)

2 comentarios:

Esperanza dijo...

Ufff me acaba de un hambre cariño...

Babilonio dijo...

Jajaja, eso no es bueno, a remediarlo....